ENERGIA VERDE

Las energías verdes son aquellas energías generadas a partir de fuentes de energía primaria respetuosas del medio ambiente. Las energías verdes son energías renovables que no contaminan, es decir, cuyo modo de obtención o uso no emite subproductos que puedan incidir negativamente en el medio ambiente.

Están cobrando mayor importancia, pues permiten disminuir la dependencia de las fuentes tradicionales de energía (como petróleo o gas) y aumentar la independencia energética de cada país.

GENERACIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA:

Este sistema es un conjunto de dispositivos que transforman la energía solar directamente en energía eléctrica. La energía solar es la energía solar más limpia que existe. No contamina ni el aíre ni el agua.

MODELO AUSTOSUSTENTABLE:

El autosustentable permite que los usuarios puedan ahorrar dinero produciendo su propia electricidad gestionando el sistema por medio de un intercambio de energía con la Compañía Distribuidora.

Los parámetros de funcionamiento del sistema están fijados por las horas de radiación durante el día, esto significa que mientras haya radiación suficiente para operar los componentes del sistema, estos estarán generando energía.

VER GALERIA VER GALERIA

AUTOS ELECTRICOS

La mala noticia es que está aumentando el consumo de gasolina y diésel por el incremento del parque vehicular, que fue del 12%, de acuerdo con los marchamos pagados al INS, lo cual afecta las condiciones de salud.

La importación de gasolina y diésel en el mismo lapso incrementó en un 9%, a más de 15 millones de barriles, según Recope.

“La noticia (sobre la energía verde) ha reforzado la destacada reputación ambiental del país centroamericano, pero la emoción ha enmascarado otra verdad menos verde sobre el uso de energía en Costa Rica: la demanda de petróleo en el país está creciendo”, comentó el mes pasado el prestigioso periódico británico The Guardian.

Parte de la razón para el aumento en el consumo de los combustibles fósiles, tiene que ver con la mayor facilidad de financiar un vehículo, sea por las prácticas eficientes bancarias o las bajas tasas de interés que han prevalecido en los últimos años.

Sin embargo, otro factor que influye en la preferencia por el vehículo privado consiste en los pocos avances en el transporte público.

“Un sistema de transporte público eficiente, que incluya un proyecto de tren moderno como el que propusimos al dejar el Gobierno, habría ayudado a reducir las presas”, dijo Miguel Carabaguíaz, expresidente ejecutivo del Incofer.

En cuanto a los buses, la sectorización que se viene prometiendo desde hace dos gobiernos al menos, no tiene en estos momentos un calendario de metas y pareciera que esta administración finalizará sin haber reagrupado a los buses en diversos sectores.

Mientras tanto, miles de buses entran diariamente a la capital, con mucha duplicación en varias rutas.

En cuanto al proyecto de interlíneas, el Consejo de Transporte de Público ha puesto a funcionar varias rutas, pero aún sus resultados son incipientes.

Varios de los empresarios del sector se han encargado de boicotear el plan, lo que podría afectar las ganancias.

Adicional a esto, hay incontables estaciones de autobuses interurbanos ubicadas dentro del Área Metropolitana, que contribuyen a la congestión vial.

Un tren eficiente sería parte de una solución al problema de la contaminación y congestión en el Área Metropolitana.

Sin embargo, el proyecto del tren ligero eléctrico ha estado estancado en los últimos años, incluso el nuevo presidente del Incofer está pidiendo nuevos estudios, pese a que sus dos predecesores ya habían desarrollado sus propias propuestas al respecto.

El servicio actual ferroviario es a menudo lento, en parte porque cuenta con un solo carril; además, se paraliza cada vez que hay un choque con un vehículo o las viejas unidades tienen un desperfecto mecánico.